viernes, 3 de agosto de 2012

Resultados del curso 2011-12

Se ha terminado el curso 2011-12. Como manda tal circunstancia, se debe analizar lo acontecido, aunque sea someramente, y extraer conclusiones para el siguiente periodo lectivo.






Si bien la primera convocatoria es un tanto especial y el concepto de no presentado es un poco difuso en los nuevos grados, sí se podría establecer un umbral basado en la actividad registrada del alumno. Teniendo en cuenta que los hitos de la asignatura se establecen por los distintos exámenes realizados, 13 es la máxima cantidad de notas almacenadas, correspondiendo 10 de ellas a los minicontroles de SQL quasi semanales (100 puntos en total), 2 a los test de teoría (50) y 1 al examen final de ejercicios (50). Los dos primeros tipos de examen se hicieron durante el curso y en horario de prácticas y el último en la fecha oficial de examen en las aulas asignadas para ello. El número final de estudiantes matriculados es 405 sumando los de Informática y los de Multimedia. La nota final es la suma de todas las anteriores, estando el aprobado en 100 (50%).

Como decimos, la cantidad de no presentados es difícil de establecer. Sí que hay un 7% de los matriculados no ha realizado ningún examen, pero tener 1, 2, o 3 notas tampoco parece que sea suficiente para decir que se ha seguido la asignatura. En la segunda convocatoria, puesto que se trataba de un único examen, sí se puede hablar de no presentados y el porcentaje es notoriamente alto, casi la mitad de los que debían presentarse. Opinamos que esta segunda convocatoria de los grados de la Universidad de Alicante, a un mes escaso de la primera, es al menos discutible si pensamos en que su objetivo es la recuperación de la convocatoria anterior.

Volviendo a la primera convocatoria, nadie con 8 notas o menos ha conseguido aprobar entonces. Por contra, de aquellos que cumplieron con todas o casi todas las citas de examen, más de un 56% consiguieron aprobar a la primera.

Es notorio, y preocupante, constatar que de aquellos que entre SQL y test de teoría obtuvieron una nota alta entre 90 y 99.99 (de 150), no todos consiguieron esos muy pocos puntos que les faltaban para el aprobado en el examen final.

Como dato curioso lo contrario, aquellos alumnos que durante el curso no obtuvieron el mínimo necesario para tener alguna oportunidad en el examen final. Fueron 19 los estudiantes que se presentaron con menos de 50 puntos acumulados previamente. Aparte del resultado que obtuvieron en dicho examen, nulo en la inmensa mayoría, obviamente ninguno aprobó la asignatura.

De la segunda convocatoria, la conclusión fácil es que quien menos tenía que recuperar mejor resultado obtuvo, aunque nada espectacular; de los que solo presentaron una de las tres partes a recuperar ni la mitad llegaron a mejorar lo sufiente la nota anterior. Y solo el 22,6% de los que hicieron el examen completo consiguió los 100 puntos del aprobado.

De los que solo se presentaron a la parte de test, la mitad consiguió aprobar, algo menos quienes solo se presentaron a los ejercicios (recuperaba el examen final), y un exigüo 25% de los que optaron por entregar únicamente la parte de SQL. Se suponía que estos estudiantes tenían mejores opciones que otros ya que, en el mismo tiempo, enfocaban todo su esfuerzo a solo una parte de la evaluación.

Al final, sumando los resultados de las dos convocatorias, algo más de la mitad del alumnado ha conseguido superar la asignatura en el curso 2012-13. Hemos detectado, incluso en su recuperación, una relajación importante en el examen final, el que consistía en ejercicios de aplicación de la teoría y que se supone que se estuvo trabajando durante todo el curso. Sobre todo en aquellos que tenían casi la nota necesaria para superar la convocatoria.

El peso de la nota de SQL se intuye excesivo y tendente a incrementar esa relajación. De ahí los cambios que estamos introduciendo para el curso 2012-13 en la pretensión de reflejar más fielmente el esfuerzo necesario para cada parte. Otro tema a discutir es la "seriedad" con la que se han hecho esos minicontroles de práctica, también cambiaremos su diseño para fomentar el "trabajo personal".

Anécdotas aparte, despistados, "exigencias" y "súplicas" curiosas, y todo aquello que es típico del periodo lectivo, ciertas cosas, muchas, han de mejorarse. Pero la responsabilidad es compartida, esto es la Universidad aunque a veces no lo parezca, y algo os toca a vosotros también. Como la realidad se empeña en demostrarnos, ir al mero aprobado calculadora en mano no es una táctica válida para poco más que obtener un papel cuyo valor es el del marco que lo envuelva.